Ácaros, Araña Roja, Araña Amarilla, Araña Blanca


Son de tamaño muy pequeño y atacan a plantas ornamentales, flores, arbustos y árboles. Se reconocen porque el color verde de las hojas se torna amarillento, luego pardo y posteriormente se secan y caen. Utiliza un acaricida: Insecticida acaricida Massó . En el caso de tener plantas susceptibles a enfermedad de Oidio , es preferible aplicar el Fungicida Antiodio Biológico cuya formulacíón es a base de Azufre (efecto fúngico y acaricida).

 

1.- Descripción de la Plaga

  • Aspecto: son ligeramente visibles, de 0,3-0,5 mm, con 8 patas y pequeñas sedas por el cuerpo; con coloraciones distintas según las especies; las ninfas son de colores más claros.
  • Los huevos son pequeños, muy esféricos, transparentes y brillantes.
  • Realizan muchas generaciones anuales; todo el año en invernaderos y plantas de interior.

2.- Plantas que Ataca

  • Plantas de flor, plantas de interior y tropicales, trepadoras, arbustivas y árboles ornamentales diversos, como cítricos, coníferas, frutales, hortalizas, palmeras, etc.
  • Atacan plantas cuando se encuentran en ambientes secos (con baja humead) y cálidos. 

3.- Sintomatología y Daños

  • Son individuos picadores que se concentran especialmente en el reverso de las hojas y perforan las células para succionar los jugos internos.
  • Las hojas afectadas muestran un moteado amarillo típico, que avanza a bronceado o plateado;  las hojas pueden abarquillarse y finalmente amarillean, se secan y caen.
  • Algunas especies pueden tejer una telarañas muy finas sobre las partes vegetales afectadas.

4.- Medidas Preventivas

  • Para disminuir/evitar los ataques se pueden regar por aspersión o  vaporizar con cierta frecuencia las hojas, lo que aumenta el grado de humedad y reduce la reproducción de la plaga.
  • Para disminuir los daños y facilitar la recuperación de la planta se pueden realizar mejoras en el suelo mediante aplicaciones periódicas con abonos orgánicos animales o del tipo abono de compost; también pueden realizarse los típicos abonados líquidos o granulados sólidos aplicados a suelo o a planta si el abono tiene capacidad sistémica.
  • Además, es conveniente adecuar el riego a las necesidades propias de la planta, así como al tipo de suelo, plantación y ubicación de la misma.

5.- Medidas Curativas

  • Si aparecen ataques puntuales de ácaros, pueden realizarse espolvoreos con azufre, aplicaciones con aceites minerales o con productos acaricidas específicos.

Soluciones

Otros artículos relacionados

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información